LAS RONDAS

body_rondas_1.jpg

Doña María se sienta siempre en el borde de la tapia y las barandas que están en la cuadra frente a La Gloria. A Tala siempre lo vemos de pie, caminando o sonriendo, detrás del kiosco del Banco Nacional en la Avenida Central y Santos Modesto usualmente está sentado a los 10 metros de donde está Tala, siempre en el mismo lugar. 

La idea de las rondas tiene varios propósitos importantes pero uno esencial es que el voluntario camine y encuentre a la persona en condición de calle en su entorno natural. Que podamos ser testigos de la realidad en la que viven o donde pasan sus días pidiendo comida o ingiriendo sus drogas. Debemos ser conscientes no solo de la vida que tienen sino también del espacio donde se mueven y de lo que se rodean. Esto, la mayoría de las veces, nos genera más empatía y una mayor conciencia de cómo viven estas personas todos los días. Sin importar su pasado o sus decisiones.

Las rondas consisten en un encuentro de aproximadamente 150 voluntarios divididos en 10 grupos con 2 líderes. Estas 10 rutas comienzan su camino previamente indicado con bolsas de ropa que fue dividida y seleccionada, bultos con las sanguches que fueron hechos el día anterior, jugos y galletas donadas y comenzamos a buscar personas en condición de calle para entregarles estas donaciones. 

Como lo dice uno de nuestros objetivos principales, De la Mano con la Calle fomenta las relaciones horizontales en todo su proyecto, así que parte de las metas del día no es solo entregar la bolsita de comida sino compartir tiempo con todas las personas de la actividad. Voluntarios o indigentes. Compartir historias, crear relaciones humanas.

body_rondas_2.jpg

Después de 5 ediciones en San José y 1 en Alajuela, hemos logrado tener un impacto directo en aproximadamente 1000 voluntarios que han participado en la actividad, aquí no se cuentan las personas que hicieron donaciones económicas, en especie o muchos que colaboran la noche previa en la preparación de la comida y la selección de la ropa. Hemos contado aproximadamente 1500 personas en condición de calle a las que se les ha entregado comida, ropa y se les ha dado asistencia médica o un corte de pelo o barba. 


Para poder llevar esto a cabo, se ha contado con patrocinios por empresas como Demasa, Bimbo, FEMSA y la colaboración de la tienda Ruta Urbana, Wine Art y café Kracovia.

Es un trabajo en conjunto de muchísimas personas que compartimos la cualidad de usar nuestras fuerzas para mejor el estado de alguien más. Con comida, con un corte de barba, con unas medias nuevas o con una mirada sincera.